26.9.13

(las dificultades de tenerte a medias)

Tal vez si te adorara sólo un poco menos
sería más fácil callarte debajo de estas ansias,
como la persistente lluvia de otoño, o el color
que se va y da vida al mes más inmóvil del año.

Ahogarte es el engaño más idiota que alguna vez llevé a cabo.
Pronto será agosto, y tu piel grita en sábanas
que me ven tan poco, convirtiéndome en polvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias