4.10.10

Hay una ligera posibilidad de que mañana le quite una pizca de azúcar al café que tomaré al despertar. Así de ligera es mi posibilidad, un terroncito, tan dulce él.
Me pregunto qué sucedería si hiciera lo mismo por un tiempo, ¿resultaría entonces amargo el café del martes? ¿y el del miércoles?
¿Qué probabilidad hay de que una pizca de azúcar sea quien determine si un café es bueno o malo? Creo que mi terroncito pesa más de lo que cree.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias