17.2.10

Inicio

No recuerdo la fecha de algo tan importante porque en su momento no lo parecía, sólo importa lo que significó ese acontecimiento en mí. Una llamada, falta de luz, un tropiezo, una hora más que dormir, haber visto la televisión, tomar café, un sms. Cualquier cosa que hubiese sido diferente aquel día no me habría hecho lo que soy ahora. Todo fue fríamente calculado para que aquella persona, en ese entonces desconocida, significara todo para mí. A unos días de terminar el año, ya tenía un motivo más para vivir, que después se convertiría en el más importante, en el único. No puedo siquiera describir el nivel de compromiso y entrega que dulcemente guardo en secreto. Es algo tan fuerte y débil, tan pesado y frágil. Algo tan real que duele un mundo. Lo que llevo en mí es mucho más de lo que podrían entender, es la luz en mi oscuridad. No importa cuánto tarde en tenerlo a mi lado, podría esperar cien vidas más y aunque me frustre, no me rendiré. Estaré tranquila, porque sé que la única razón de mi existencia no puede ser en vano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias